domingo, 17 de enero de 2010

Pésoles y habas

Cuando haces pop... ya no hay stop.

video

Pésoles y habas tiernos y sus mondas cubren las mesas campocartageneras en navidad.

Ambas vainas son exquisitas recién cogidas y si aún no están granadas.

Pueden, además, dar lugar a combinaciones de lo más creativas. Paqui, por ejemplo, se lleva a veces a la oficina un bocata de blanco con pésoles. O uno de jamón serrano con habas. Y tiembla Dios.

2 comentarios:

Rodrigo dijo...

En los barrios granaínos del Sacromonte y el Albaicín, se sirven con bacalao salado en el día de San Jaime (creo que era este santo); y sí, no hay stop...

Ana dijo...

Creo que es en San Cecilio, Rodrigo. Es una fiesta de alto riesgo, con la sed que dan el bacalao y las salaíllas. Que gran idea la de volver por allí pa entonces...